Medicina Grecorromana

La medicina griega alejandrina influyó en la Roma conquistadora a pesar de la residencia inicial de los romanos.

Asclepíades de Bitinea tuvo un papel importante en el establecimiento de la medicina griega en roma en siglo I a.C, contrario a la teoría de los humores, pensaban que el cuerpo se componía de partículas desconectadas, o átomos, separados por poros. La enfermedad era causada por la restricción del movimiento ordenado de los átomos y el tratamiento que se propuso se basó en el ejercicio, los baños y la dieta más que en los fármacos. Surge el médico griego Pedáneo Dios córides, quién fue el primer botánico científico, el anatomista Rufo de Efeso celebre por sus investigaciones sobre el corazón y los ojos, Sorano de Efeso por su información sobre la obstetricia y ginecología, Galeno de Pérgamo describió los cuatro síntomas clásicos de la inflamación (rubor, dolor, calos y edema), la función de los músculos y de la médula espinal.