Medicina del renacimiento

Aún cuando se aconteció grandes cambios en el pensamiento médico, se dio una interrelación de la medicina con el arte, como consecuencia del auge del arte renacentista, en donde se acentuaban una relevante importancia con la anatomía humana. En este período surgió el anatomista belga André Vasalio, el cual su obra fue un hito en la historia médica, en conjunto con Gabriel Falopio quién descubrió las trompas uterinas y el tímpano. También surgió Galeno quién descubrió la forma correcta del sistema circulatorio de los pulmones y en explicar la digestión como fuente de energía corporal. En esta época se descubrió la amputación quirúrgica, la ligadura en sustitución de la cauterización para frenar las hemorragias, el Tifus, el término de Sífilis, y en general la teoría de que las enfermedades infecciosas se transmiten por contagio de gérmenes invisibles capaces de autorreproducirse.