Medicina Egipcia

En esta medicina se distinguen dos tendencias:

 

La Mágicorreligiosa; incorpora los elementos más primitivos, a través de hechizos, encantamientos del Druida y sacerdote.

 

La Empíricorracional: basada en la experiencia y en la observación.

El primer médico fue Imhotep (2725 A.C.), quién además de ser un Visir del Faraón, era constructor de pirámides y astrólogo. Los médicos pasaban años de formación donde aprendían el arte de la interrogación, la inspección y la palpación. Hacían prescripciones y utilizaban como laxantes los higos y los dátiles, el ácido tánico para las quemaduras. También cabe destacar que los egipcios reconocieron la odontología como especialidad quirúrgica importante.