el mundo sin ayuda
el mundo sin ayuda
Salud

La Organización de las Naciones Unidas ha ayudado para que más personas tengan acceso a los servicios de salud básicos, como la inmunización, el agua salubre y el saneamiento, logrando así diversos adelantos relacionados con la salud, entre los que podemos mencionar:

  • El aumento de la longevidad
  • La disminución de la mortalidad infantil
  • El control de las enfermedades.

La ONU ha participado en muchos de esos adelantos de un modo activo, sobre todo en los países en desarrollo, apoyando los servicios de asistencia sanitaria, luchando contra las enfermedades infecciosas, proveyendo medicinas esenciales, mejorando la salubridad de las ciudades y dando asistencia médica en casos de emergencia.

A pesar de esta constante y decidida lucha, las enfermedades infecciosas siguen siendo un grave problema mundial, causando hasta un 45 % de las muertes que se produjeron en África y Asia Sudoriental en 1998 y el 48 % de las muertes prematuras (antes de las 45 años de edad) registradas en el mundo. Esto a pesar de que las causas de la mayor parte de las enfermedades infecciosas y su tratamiento se conocen y en la mayoría de los casos la enfermedad y la muerte pueden evitarse a un costo razonable.

Sin embargo, nuevos factores han sido determinantes en evitar que se gane la lucha contra las enfermedades infecciosas, entre los que podemos mencionar:

  • El aumento de la resistencia a los medicamentos
  • El constante incremento del volumen de viajes internacionales
  • La aparición de enfermedades nuevas.

Las Naciones Unidas han estado a la vanguardia en la lucha contra las enfermedades mediante la elaboración de políticas y sistemas que abordan las dimensiones sociales de los problemas de salud. Varios de sus organismos especializados se centran en esta lucha.